Opciones Rusas …contra un Ataque Estadounidense en Siria

supervolcan_noticia

Las tensas relaciones entre Rusia y Estados Unidos han alcanzado un nivel sin precedentes.

Estoy totalmente de acuerdo con que la situación es aún peor y más peligrosa que durante la cubana Crisis de los Misiles.

Ambos lados están acudiendo ahora al llamado “Plan B”,  lo cual, dicho claramente, no permite, en el mejor de los casos, ninguna negociación, y, en el peor, una guerra entre Rusia y Estados Unidos. El asunto clave que hay que entender en la postura rusa en este y otros conflictos recientes con Estados Unidos, es que Rusia es todavía mucho más débil que EE.UU. y que ella por lo tanto no quiere la guerra.

Esto no significa, sin embargo, que ella no se esté preparando activamente para la guerra. De hecho, ella muchísimo y activamente lo está haciendo. 

Todo lo que esto significa es que si llegara a ocurrir un conflicto, Rusia intentará, como mejor pueda, mantenerlo tan limitado como le sea posible.

En teoría, éstos son, muy aproximadamente, los niveles posibles de confrontación:

  1. Un punto muerto militar similar al caso de Berlín en 1961.Uno podría argumentar que eso es lo que está ocurriendo ya ahora, aunque a una mucho mayor distancia y de una forma menos visible.

  2. Un incidente militar singular, como lo que sucedió recientemente cuando Turquía derribó un SU-24 ruso y Rusia decidió no responder.

  3. Una serie de choques localizados similares a los que actualmente están ocurriendo entre India y Pakistán.

  4. Un conflicto limitado al teatro sirio de la guerra (digamos, como la guerra entre el Reino Unido y Argentina sobre las islas Malvinas).

  5. Una confrontación militar regional o global entre Estados Unidos y Rusia.

  6. Una guerra termonuclear a escala total entre Estados Unidos y Rusia.

Durante mis años como estudiante de estrategia militar he participado en muchos ejercicios acerca de intensificación y atenuamiento, y puedo certificar que mientras es muy fácil aparecer con escenarios intensificatorios, aún me queda por ver un escenario creíble para la desescalada.

Lo que es posible, sin embargo, es la así llamada “intensificación horizontal” o “intensificación asimétrica”, en la cual un lado prefiere no subir la apuesta inicial o intensificar directamente sino que en cambio elige un objetivo diferente para la venganza, no necesariamente uno más valioso sino sólo uno diferente en el mismo nivel de importancia conceptual.

La razón principal de por qué podemos esperar que el Kremlin trate de encontrar opciones asimétricas para responder a un ataque estadounidense, es que en el contexto sirio Rusia está irremediablemente sobrepasada en poder de fuego por EE.UU./OTAN, al menos en términos cuantitativos.

Las soluciones lógicas para los rusos son usar su ventaja cualitativa o buscar “objetivos horizontales” como opciones vengativas posibles.

Esta semana sucedió algo muy interesante y muy inusitado:

el mayor general Igor Konashenkov, jefe del directorio del servicio de Medios e Información del ministerio de Defensa de la Federación Rusa, mencionó abiertamente una opción de ese tipo.

Esto es lo que él dijo:

En cuanto a las amenazas de [el vocero del Departamento de Estado estadounidense ex-contraalmirante John F.] Kirby sobre posibles pérdidas de aviones rusos y el envío de militares rusos de vuelta a Rusia en bolsas negras, yo diría que sabemos exactamente dónde y cuántos “especialistas no oficiales” están operando en Siria y en la provincia de Aleppo, y sabemos que ellos están implicados en la planificación operacional y que ellos supervisan las operaciones de los militantes.

Por supuesto, uno puede seguir insistiendo en que ellos están sin éxito involucrados en tratar de separar a los terroristas de Al-Nusra de las fuerzas de “oposición”.

Pero si alguien trata de poner en práctica esas amenazas, de ninguna manera tiene la seguridad de que esos militantes tendrán el tiempo para salir rápidamente de allí.

Bonito, ¿no?

Konashenkov parece estar amenazando a los “militantes” pero él se asegura de mencionar que hay muchos “especialistas no oficiales” entre esos militantes y que Rusia sabe exactamente dónde están ellos y cuántos de ellos hay.

Por supuesto, oficialmente, Obama ha declarado que hay unos cien de tales consejeros especiales estadounidenses en Siria. Una fuente rusa bien informada sugiere que hay hasta 5.000 “consejeros” extranjeros asesorando a los takfiris, incluyendo aproximadamente 4.000 estadounidenses.

Supongo que la verdad está en algún punto entre esas dos cifras.

Entonces la amenaza rusa es simple:

usted nos ataca y nosotros atacaremos a las fuerzas estadounidenses en Siria.

Por supuesto, Rusia negará vehementemente apuntar a militares estadounidenses e insistirá en que el golpe fue sólo contra terroristas, pero ambos lados entienden lo que está sucediendo aquí.

Curiosamente, recién la semana pasada la agencia de noticias iraní Fars reportó que uno de tales ataques rusos ya había tenido lugar:

30 Oficiales de Inteligencia Israelíes y Extranjeros Muertos tras un Ataque Ruso con Misiles Caliber en Aleppo.

“Buques rusos de guerra dispararon tres misiles Caliber contra la sala de coordinación de operaciones de los oficiales extranjeros en la región de Dar Ezza en la parte occidental de Aleppo cerca de la montaña Sam’an, matando a 30 oficiales israelíes y occidentales”, dijo el servicio en lengua árabe de la agencia rusa de noticias Sputnik citando una fuente el miércoles en el campo de batalla en Aleppo.

La sala de operaciones estaba localizada en la parte occidental de la provincia de Aleppo en medio de la alta montaña Sam’an en antiguas cavernas.

La región está profundamente en una cadena montañosa. Diversos oficiales estadounidenses, turcos, sauditas, cataríes y británicos también resultaron muertos junto con los oficiales israelíes.

Los oficiales extranjeros que fueron muertos en la sala de operaciones en Aleppo estaban dirigiendo los ataques de los terroristas en Aleppo e Idlib.

Si eso sucedió realmente o si los rusos están dejando filtrarse tales historias para indicar que eso podría suceder, persiste el hecho de que las fuerzas estadounidenses en Siria podrían convertirse en un objetivo obvio para la venganza rusa, ya sea mediante misiles crucero, bombas de gravedad u operaciones de acción directa por parte de fuerzas especiales rusas.

Estados Unidos también tiene varias instalaciones militares encubiertas en Siria, incluyendo al menos un campo de aviación con aviones multi-misión V-22 Osprey de rotor inclinado.

Otro interesante acontecimiento reciente ha sido el reporte de Fox News de que los rusos están desplegando en Siria sistemas anti-misiles y antiaéreos S-300V (también conocidos como SA-23 Gladiator).

Revise este excelente artículo para una discusión detallada de las capacidades de ese sistema de misiles

Lo resumiré diciendo que el S-300V (imagen abajo) puede atacar misiles balísticos, misiles crucero, aviones de muy baja detección (“furtivos”) y aviones AWACS. Se trata de un sistema de defensa aérea a nivel de ejército o cuerpo del ejército, bastante capaz de defender la mayor parte del espacio aéreo sirio, pero también tiene alcance hasta Turquía, Chipre, el Mediterráneo del Este y el Líbano.


Los poderosos radares de ese sistema podrían descubrir y atacar no sólo a aviones estadounidenses (incluyendo los “invisibles”) a una larga distancia, sino que ellos también podrían proporcionar una enorme ayuda para la escasa superioridad aérea de los cazas rusos, dándoles un cuadro claro de los cielos y aviones enemigos usando datos encriptados.

Finalmente, la doctrina aérea estadounidense es sumamente dependiente del uso de aviones AWACS para guiar y apoyar a los cazas estadounidenses.

El S-300V obligará a los AWACS estadounidenses y de la OTAN a actuar a una distancia más incómoda. Entre los radares de amplio alcance de los Sukhoi rusos, los radares de los cruceros rusos en la costa Siria, y los radares de los S-300 y S-300V en tierra, los rusos tendrán una mucho mejor conciencia situacional que sus contrapartes estadounidenses.

Parece que los rusos están tratando esforzadamente de compensar su inferioridad numérica desplegando sistemas altamente sofisticados para cuales Estados Unidos no tiene ningún equivalente real o buenas contramedidas.

Hay básicamente dos opciones de disuasión:

  • la negación, cuando usted impide a su enemigo dar en sus blancos

  • la venganza, cuando usted hace los costos de un ataque enemigo inaceptablemente altos para él

Los rusos parecen estar persiguiendo ambas vías al mismo tiempo.

Podemos así resumir el enfoque ruso como sigue:

  1. Retrasar una confrontación el mayor tiempo posible (ganar tiempo).

  2. Intentar mantener cualquier confrontación a un nivel de escalamiento lo más bajo posible.

  3. De ser posible, responder con una intensificación asimétrica/horizontal.

  4. Más bien que “prevalecer” contra EE.UU./OTAN, hacer los costos de un ataque demasiado altos.

  5. Tratar de hacer presión sobre los “aliados” estadounidenses a fin de crear tensiones dentro del Imperio.

  6. Intentar paralizar a EE.UU. en un nivel político, haciendo los costos políticos de un ataque demasiado altos.

  7. Tratar de crear gradualmente las condiciones en el terreno (Aleppo) para hacer inútil un ataque estadounidense.

A aquellos que se criaron con las películas de Hollywood y que todavía miran la televisión, esta clase de estrategia provocará sólo frustración y condena.

Hay millones de estrategas de escritorio que están seguros de que ellos podrían hacer un mucho mejor trabajo que Putin al responder al Imperio estadounidense.

Esa gente ha estado diciéndonos ahora durante “años” que Putin “vendió” a los sirios (y a la gente de Novo-Russia) y que los rusos deberían hacer X, Y y Z para derrotar al Imperio anglo-sionista.

Las buenas noticias son que ninguno de esos estrategas de escritorio se sienta en el Kremlin, y que los rusos se han atenido a su estrategia durante los últimos años, un día a la vez, aun cuando sean criticados por aquellos que quieren soluciones rápidas y “fáciles”.

Pero las principales buenas noticias son que la estrategia rusa funciona.

No sólo la Ucrania Ocupada se está muy literalmente deshaciendo, sino que a Estados Unidos básicamente se le han acabado las opciones en Siria (vea este excelente análisis de mi amigo Alexander Mercouris en The Duran).

Los únicos pasos lógicos restantes que le quedan a Estados Unidos en Siria es aceptar términos de Rusia o salir de allí.

El problema es que no estoy convencido de ninguna manera de que los Neocons, quienes dirigen la Casa Blanca, el Congreso y los medios corporativos de comunicación estadounidenses, sean “racionales” en absoluto.

Es por eso que los rusos emplearon tantas tácticas dilatorias y han actuado con tal precaución extrema:

ellos están tratando con ideólogos profesionales incompetentes que simplemente no juegan de acuerdo a las no escritas pero claras reglas de las relaciones internacionales civilizadas.

Esto es lo que hace de la actual crisis algo tanto peor que incluso la cubana Crisis de los Misiles:

una superpotencia claramente se ha vuelto demente.

¿Están los estadounidenses lo bastante locos como para arriesgar una Tercera Guerra Mundial por causa de Aleppo? Tal vez sí, tal vez no.

Pero ¿y si planteamos aquella pregunta de otra manera y preguntamos: Están los estadounidenses lo bastante locos como para arriesgar una Tercera Guerra Mundial para mantener su status como la “nación indispensable del mundo”, el “líder del mundo libre”, la “ciudad en la colina” y todo el resto de esas tonterías imperialistas?

En este caso yo diría que sí, ellos potencialmente lo están.

Después de todo, los Neocons están en lo correcto cuando ellos perciben que si Rusia consigue abiertamente desafiar y derrotar a Estados Unidos en Siria, ya nadie tomará más muy en serio a los anglo-sionistas.

¿Cómo cree usted que los Neocons piensan cuando ellos ven al Presidente de Filipinas llamar públicamente a Obama un “hijo de puta” y luego decirle a la Unión Europea “fuck you”?

Por supuesto, los Neocons todavía pueden encontrar algún consuelo en el servilismo abyecto de las élites políticas europeas, pero aún así ellos saben que su perdición está anunciada y que su Imperio se está derrumbando rápidamente, no sólo en Siria, Ucrania o Asia, sino incluso dentro de Estados Unidos.

El peligro más grande aquí consiste en que los Neocons podrían tratar de reunir a la nación alrededor de la bandera, ya sea organizando otro hecho más de “falsa bandera o provocando una verdadera crisis internacional.

En este punto en el tiempo todo lo que podemos hacer es esperar y esperanzarnos con que haya bastante resistencia dentro del gobierno estadounidense para impedir un ataque estadounidense contra Siria antes de que la siguiente Administración asuma.

Y si bien no soy ningún partidario de Trump, yo estaría de acuerdo con que Hillary y su maligna camarilla de rusofóbicos Neocons son tan malas que Trump realmente me da alguna esperanza, al menos en comparación con Hillary.

Así, si Trump gana, entonces la estrategia de Rusia estará básicamente justificada.

Una vez que Trump esté en la Casa Blanca, existe al menos la posibilidad de una completa redefinición de las relaciones estadounidenses-rusas que comenzarían, por supuesto, con una desescalada en Siria:

mientras Obama/Hillary rechazan categóricamente deshacerse de Daesh-ISIL (por esto quiero decir Al-Nusra, Al-Qaeda y todas sus diversas denominaciones), Trump parece estar determinado a luchar seriamente contra ellos, incluso si eso significa que Assad se quede en el poder.

Hay muy definitivamente una base para el diálogo allí.

Si Hillary asume el cargo, entonces los rusos tendrán que hacer una consideración absolutamente crucial:

¿cuán importante es Siria en el contexto del objetivo de ellos de dar una nueva soberanía a Rusia y desbaratar el Imperio anglo-sionista?

Otro modo de formular la misma pregunta es:

¿preferiría Rusia una confrontación con el Imperio en Siria o en Ucrania?

Un modo de evaluar el estado de ánimo en Rusia es mirar el lenguaje de una ley reciente propuesta por el Presidente Putin y adoptada por la Duma que tiene que ver con la cuestión del Acuerdo de Manejo y Eliminación del Plutonio (PMDA) entre Rusia y Estados Unidos,acuerdo que, una vez más, vio a EE.UU. nuevamentedejando de cumplir con sus obligaciones y que Rusia ha suspendido ahora.

Lo que es interesante, es el lenguaje elegido por los rusos para enumerar las condiciones bajo las cuales ellos reanudarían su participación en ese acuerdo y, básicamente, consentirían en reanudar cualquier clase de negociaciones de armas:

  1. Una reducción de la infraestructura militar y el número de las tropas estadounidenses estacionadas en el territorio de Estados miembros de la OTAN que se unieron a dicha alianza después del 1º de Septiembre de 2000, a los niveles en los cuales estaban cuando el acuerdo original entró en vigor por vez primera.

  2. El abandono de la política hostil de Estados Unidos hacia Rusia, lo que debería ser realizado con la abolición de la Ley Magnitsky de 2012 y las condiciones de la Ley de Apoyo a la Libertad de Ucrania de 2014, que estuvieron dirigidas contra Rusia.

  3. La abolición de todas las sanciones impuestas por Estados Unidos a ciertos asuntos de la Federación Rusa, a individuos y entidades legales rusos.

  4. La compensación por todo el daño sufrido por Rusia a consecuencia de la imposición de sanciones.

  5. También se requiere que Estados Unidos presente un plan claro para la eliminación irreversible del plutonio cubierta por el PMDA.

Ahora bien, los rusos no son ilusos. Ellos saben muy bien que Estados Unidos nunca aceptará tales términos…

Entonces ¿de qué se trata todo realmente? Es una manera diplomática pero inequívoca de decir a EE.UU. la exacta misma cosa que el Presidente filipino Duterte (y Victoria Nuland) dijo a la Unión Europea…

Los estadounidenses mejor comiencen a prestar atención…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s